Csaba Markus

28 jul. 2010

LA LECHERA






ESTABA UNA PASTORA
LARA, LARA, LARITO
ESTABA UNA PASTORA
CUIDANDO EL REBAÑITO
CON LECHE DE SUS CABRAS
LARA, LARA, LARITO
CON LECHE DE SUS CABRAS
HACÍA REQUESITOS
EL GATO LA MIRABA 
LARA, LARA, LARITO
EL GATO LA MIRABA 
CON OJOS GOLOSITOS
SI ME HINCAS LAS UÑAS
LARA, LARA, LARITO
SI ME HINCAS LAS UÑAS
TE CORTARÉ EL RABITO
EL GATITO LA UÑA LE HINCÓ
Y EL RABITO LE CORTÓ
A CONFESAR LA FALTA
LARA, LARA, LARITO
A CONFESAR LA FALTA
SE FUE AL PADRE BENITO
CONFIESEME USTED PADRE
LARA, LARA, LARITO
CONFIÉSEME USTED PADRE
QUE HE MATADO AL GATITO.
DE PENITENCIA TE ECHO
LARA, LARA, LARITO
DE PENITENCIA TE ECHO
QUE LE DES UN BESITO
EL BESITO SE LO DIO
Y EL GATITO REVIVIÓ.


Que recuerdos de infancia me vienen a la cabeza con esta cancioncilla.










No hay comentarios: